jueves, 23 de julio de 2015

Es el momento de LEO



Le toca el turno de brillar a Leo, aunque a decir verdad, él siempre se las ingenia para brillar en cada momento y nunca pasar inadvertido. Al estar regido por el Sol, una de sus habilidades natas es brillar, iluminar el entorno, compartir su calidez, ser el centro de atención y permitir a los que lo rodean que disfruten de su esplendor. Necesitan tener muchos admiradores listos para difundir su grandeza, como el trabajo que hace la Luna con el Sol.
De los grandes trabajos que Leo viene a aprender, es a domar sus propios instintos y reconocer dentro de sí su propia autoridad. A lo largo de su vida, busca al arquetipo del Padre en todos los rincones del mundo, hasta que con un poco de humildad y reflexión reconocerá que esta figura vive dentro de él mismo. Hay algunos Leo que no logran este reconocimiento y se pueden convertir en personas arrogantes, vanidosas y soberbias. 

Leo es un signo muy generoso, y en su dar, cobra consciencia de la importancia que ejerce su rol. Para un Leo, todo lo suyo se convierte en especial, así que si tienes baja autoestima, será conveniente formar parte de la vida de algún Leo, ya que serás el mejor amigo, tío, hermana, maestro, etc... y eso no le viene mal a nadie.

En su necesidad por autoafirmarse puede llegar a ser muy abrumador, esperando elogios de todas partes una y otra vez, pero esto es movido por un miedo profundo de no ser especial, o suficiente. 

Leo es un signo muy creativo que necesita expresar sus emociones y encontrará la manera de hacerlo. Es romántico y capaz de convertir cualquier instante en un momento inolvidable y muy especial. Es muy leal y no soporta la traición. Le gusta que lo traten como rey y a cambio de esto, te dará toda la protección que necesites tener.
Con Leo es difícil aburrirse porque cada momento resulta ser el mejor de todos. Sabe vivir, vestir y comer muy bien.

¿Quieres celebrarlo como se merece? Saca tus ahorros del banco, llévalo al mejor restaurante de la ciudad, pide un buen vino para brindar y haz todo lo posible porque no pase desapercibido su cumpleaños. Globos, gritos, pasteles, meseros cantando, velas de chispas y todo el show que se te ocurra. Recuerda que él es la estrella.